Inicio > Actualidad > Cómo la Termografía detecta procesos febriles, uno de los principales síntomas del coronavirus

Actualidad

Cómo la Termografía detecta procesos febriles, uno de los principales síntomas del coronavirus

Dado el estado de alarma en todo el mundo por el coronavirus (COVID-19), Álava Ingenieros presenta sus soluciones basadas en termografía para ayudar con la detección de fiebre, que es uno de los principales síntomas de estas infecciones. Se caracteriza por un aumento de la temperatura corporal, la cual es fácil y rápidamente detectable a distancia y sin contacto por medio una cámara termográfica.

Coronavirus, aeropuerto, deteccion de fiebre

Álava Ingenieros ofrece distintas soluciones basadas en cámaras termográficas para este problema:

Gran tránsito de personas:

Soluciones sin necesidad de supervisión de un operador, capaces de analizar hasta 4 personas a la vez y de generar alarmas de forma automática.

Densidad media/baja:

Basadas en cámaras por lo general portátiles manejadas por un operador aunque incluyendo funciones de detección automática de fiebre.

Baja concentración de personas:

Soluciones de menores prestaciones técnicas y por tanto de un menor coste. Pueden ser tanto portátiles como fijas y por supuesto, también con detección automática de fiebre

¿Cómo funciona la Termografía Infrarroja para la detección de fiebre?

Detección fiebreLas cámaras termográficas tienen una función similar a la de los antiguos termómetros, pero no precisan de contacto con el paciente y han sustituido el mercurio por sensores infrarrojos. Su tamaño es el de una cámara de vídeo, o incluso menor, y son capaces de avisar de forma automática de una posible “alarma” de fiebre gracias a los detectores infrarrojos, que miden la energía que radian los cuerpos y a partir de la cual, el aparato calcula automáticamente la temperatura. Cada franja de temperatura corresponde a un color. Si en la pantalla aparece el color rojo, es por lo general (según la paleta de representación seleccionada) el indicativo de temperatura alta, y por lo tanto de posible fiebre. Con este sistema se gana mucho tiempo y efectividad, ya que la es prácticamente inmediata, y basta con que el sujeto pase a una distancia de pocos metros para que la cámara termográfica detecte la temperatura.

Utilizada en el diagnóstico desde hace más de 40 años, la termografía es un método contrastado de diagnóstico con aplicación en un gran abanico de enfermedades y tratamientos como gripes o fiebres, úlceras por presión, traumatismos, cirugías, oncología, psicología, fisioterapia, etc.

Descargue la información en PDF:

Descargar

Álava Ingenieros utiliza cookies propias para ofrecerle un mejor servicio. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.