Prevención de incendios industriales

Cada mes encontramos varias noticias relacionadas con incendios industriales. Algunos de ellos son inevitables, producidos por condiciones meteorológicas o causas externas a la fábrica, pero otros muchos se producen debido a procesos trabajados a altas temperaturas y que no están monitorizados. Estos incendios creíamos que estaban relacionados sobre todo con procesos industriales, pero investigando y contactando con algunos de nuestros clientes (aprovechamos para agradecerles su feedback), también descubrimos que aparecían en otros campos como almacenaje, transformadores eléctricos o manipulaciones de sustancias peligrosas.

Tras medio siglo sensorizando la industria desde Grupo Álava, nos dimos cuenta de que esa misma tecnología que utilizamos para calidad en procesos o mantenimiento predictivo podía ayudar a paliar estos incendios. Estos generalmente se traducen en grandes desastres: pérdidas materiales y económicas, daños medioambientales y, en los peores casos, evacuaciones de la población o pérdidas humanas.

Con el objetivo de dar respuesta a esta problemática, pusimos todo nuestro conocimiento y esfuerzos para elaborar una tecnología que nos permitiera ayudar. Así surgió nuestra solución Aidan, que reúne cámaras termográficas, cámaras visibles y un software de desarrollo propio. A través de estos sensores, la solución permite prevenir incendios y evitar falsas alarmas, pudiendo configurarlas manualmente en base a las temperaturas que aparecen en los materiales o procesos habituales. Por supuesto, en caso de detectar temperaturas por encima de los parámetros regulares, también alertará a los responsables de seguridad y puede activar los sistemas de extinción de incendios.

Desde Grupo Álava estamos muy orgullosos de ver como nuestras soluciones, además de contribuir crecimiento industrial y su correspondiente innovación tecnológica, pueden generar un impacto tan positivo dentro de la sociedad.