Colaboramos con Wallbox para un uso más sostenible de la energía

¿Quiénes son?

Wallbox es una compañía de carga inteligente que tiene como misión liberarnos de los combustibles fósiles. Para hacer la transición hacia un mundo donde predomine la energía renovable, el transporte tiene que ser eléctrico. Al desarrollar soluciones de carga de vehículos eléctricos de última generación para hogares, empresas y ciudades, evidenciamos formas más eficientes y sostenibles de usar y compartir la energía.

¿Qué hacen?

Sus soluciones de carga de vehículos eléctricos para hogares, empresas y ciudades llevan la carga de vehículos eléctricos al siguiente nivel. Están a la vanguardia de la tecnología, innovando constantemente y desarrollando nuevas soluciones. Su objetivo es hacer que la experiencia de carga de vehículos eléctricos sea tan simple como usar un smartphone. Por lo tanto, se centran en soluciones de hardware y software que hacen que la carga de un vehículo eléctrico sea mejor.

Al abrir las vías para las conexiones de datos, la carga inteligente permite la comunicación entre el coche, la empresa de servicios públicos y los operadores de carga. Ponen a nuestros clientes al control de su carga, permitiéndoles acceder, usar y compartir la energía como ellos quieran.

Sobre Wallbox

Wallbox es una empresa líder en gestión de energía que fabrica soluciones de carga inteligentes para vehículos eléctricos. Combinando tecnología de punta con un diseño excepcional, Wallbox crea un ecosistema inteligente que mejora la forma en que gestionamos, usamos y almacenamos la energía. Creada en 2015 y con sus headquarters en Barcelona, tiene la misión de facilitar la adopción de los vehículos eléctricos hoy para poder hacer un uso más sostenible de la energía mañana.

Imaginando un mundo libre de combustibles fósiles, la tecnología de Wallbox permite a las personas crear, usar y compartir energía renovable en formas que nunca creyeron posible. Actualmente vende a más de 60 países y cuenta con 400 trabajadores, repartidos en oficinas en Europa, Asia y América, así como 2 fábricas propias. Wallbox ofrece cuatro tipos de cargadores, entre los que se encuentra Quasar, el primer cargador bidireccional para el hogar, con tecnología de carga bidireccional avanzada, que fue reconocido con la máxima distinción del CES, la feria tecnológica de referencia en la industria a nivel mundial. Durante la primera mitad de 2020 completó una ronda de inversión de 23 millones de euros en la serie A y en febrero de 2021 Wallbox ha cerrado una ronda de financiación de 33 millones de euros para su expansión a nuevos mercados, la ampliación de las instalaciones de fabricación e Investigación y Desarrollo, así como para la contratación de nuevos profesionales

¿Por qué contactan con Álava Ingenieros | Grupo Álava?

Wallbox está creciendo de forma exponencial tanto en producción como en clientes. Prueba de ello, el reciente contrato firmado el pasado mes de abril con Iberdrola, un acuerdo de compra-venta de energía a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement) on-site para producir, consumir y reutilizar el 100% de la energía de la producción de su planta y oficinas, ubicadas en la Zona Franca de Barcelona. Más información

Wallbox ha confiado en Álava Ingenieros para hacer de esta fábrica un entorno mucho más favorable energéticamente hablando, ya que también incorpora sistemas regenerativos para testear sus productos y así reducir la cantidad de energía demandada a la red eléctrica.

Esto es posible gracias a la combinación de emuladores de red bidireccionales AC que permiten simular redes mundiales estables para suministrar al cargador, además de generar de perturbaciones de red como flicker, variaciones, huecos, sobre y bajo tensiones, fluctuaciones de frecuencia, etc; y las cargas electrónicas bidireccionales AC que permiten simular el comportamiento eléctrico de un vehículo eléctrico.

Gracias a su topología back-to-back de operación bidireccional de 2/4-cuadrantes, estos sistemas reinyectan la energía a la red, de manera que el consumo real de la instalación es de las pérdidas de cada uno de los sistemas que la componen.