Ensayos de baterías para vehículos eléctricos

Sistema de ensayos de baterías de vehículos eléctricos para Applus + Laboratories

el sector del automóvil está en ebullición

Sistema de ensayos de baterías de vehículos eléctricos para Applus + Laboratories

“Que el futuro es eléctrico está fuera de toda duda. Han llegado para quedarse.” – Volkswagen

La transición hacia modelos de transporte ecológicos y sostenibles es una realidad en nuestros días. Cada ves es más habitual ver un mayor número de conductores que apuesta por vehículos eléctricos.

De acuerdo con nuestro compromiso por el desarrollo de la movilidad sostenible, una parte muy importante para el buen funcionamiento de los vehículos eléctricos es poner a disposición de las empresas y centros tecnológicos sistemas de ensayos que permitan mejorar el rendimiento y la autonomía de las baterías de esos vehículos.

Estas soluciones conllevan un alto grado de automatización y de flexibilidad en el trabajo rutinario. Por lo tanto, redundan en un aumento de productividad. Todo ello con la seguridad de tener bajo control cualquier parámetro en todo momento.

una aproximación a la realidad

Recientemente Applus + Laboratories ha creado un nuevo laboratorio para ensayar baterías para vehículos eléctricos. Ubicado en el centro de ensayos del Reino Unido Applus+ 3C Test y dedicado a los ensayos de baterías.

La realización de estas pruebas es necesaria para obtener los niveles de calidad que los diferentes fabricantes de automoción requieren en sus productos. A su vez también superar las diferentes normativas principales que requiera el producto a ensayar para garantizar el correcto funcionamiento y rendimiento esperado, evitando fallos no contemplados.

Dentro de los distintos tipos de pruebas que pueden realizarse en estos componentes, Grupo Álava está especializado en todas las que recogen las normativas actuales, tanto a nivel de celda, como de módulo y por supuesto de “battery pack”. Normalmente, este tipo de ensayos son delicados, ya que las baterías pueden llegar a autodestruirse. En caso de sobrecalentamientos por fallos, pudiendo llegar a ser muy peligroso para todo su entorno.

¿Qué soluciones podemos ofrecer desde grupo álava?

Concretamente, hemos dotado al laboratorio de un sistema conformado por un sistema de vibración integrado junto con una gran cámara climática. La cual tiene una doble función de simulación de condiciones climáticas y ofrecer los sistemas de seguridad y protección adecuados para los ensayos de baterías ante adversidades y/o mal funciones no contempladas para dicho ensayo.

El sistema de vibraciones se encarga de reproducir o severizar ciertos perfiles de vibración característicos o representativos para el fabricante los cuales permiten en pocas horas provocar la fatiga resultante que el producto va a tener en su día a día durante años.

Mientras que la cámara climática es la encargada de reproducir los parámetros físicos tales como la temperatura y HR% que en combinación con la vibración crean un entorno perfecto para generar la fatiga deseada en el componente a ensayar. Esta misma cámara dispone de diferentes tipos de sensores tipo O2, CO2, H2 para poder ver con tiempo que algo ha o está ocurriendo con la batería y decidir si hay que activar algún sistema de seguridad de prevención/contención.

La cámara climática permite mediante la inertización del habitáculo trabajar con niveles de oxígeno extremadamente bajos para aumentar la seguridad del test en curso minimizando el riesgo de incendio en el interior o en caso de que algún sensor detectara el aumento de algún gas de sus sensores o bien entraría en acción el sistema contraincendios que lleva incorporado la cámara mediante rociadores de agua a presión o la evacuación de los gases nocivos del recinto.

hablamos de un equipo singular y único

Hay pocos sistemas parecidos a este en toda Europa, que puedan ensayar paquetes de baterías tan grandes como este. La cámara climática puede albergar baterías de hasta 2 x 1,6 m de tamaño, en condiciones climáticas extremas, con una capacidad de la cámara de entre -50ºC a 120ºC. El vibrador tiene una capacidad de hasta 200 kN para ensayos de vibración (aleatorio y sinusoidal) y de 600kN para ensayos de choque. Este sistema de ensayos cumple los requisitos de seguridad más estrictos del sector.