Tecnología infrarroja para el control de calidad

Tecnología infrarroja para el control de calidad

Una de las principales premisas de la industria es la optimización de los procesos con el objetivo puesto en garantizar un aumento de la productividad haciendo las operaciones más económicas y eficientes. Es primordial evitar fallos en la cadena de producción, así como asegurar una fabricación repetitiva con la finalidad de no incurrir en un incremento de costes y una pérdida de la eficiencia. Conscientes de ello, Grupo Álava ha firmado recientemente una alianza con New Infrared Technologies (NIT), fabricante español de detectores IR de banda ancha especializado en soluciones innovadoras para la industria. Juntos ofrecen al mercado soluciones basadas en tecnología infrarroja para el control de calidad de ciertos procesos industriales, donde se apliquen técnicas tales como L-DED, soldadura láser y WAAM.

Hablamos de sistemas de monitorización y control en línea y en tiempo real basados en imagen infrarroja aplicables a distintos sectores de la industria como el sector automoción, energía, aeroespacial o industria de proceso en aplicaciones tales como el refuerzo, recuperación y reparación de componentes y estructuras mediante la aplicación de recubrimientos de protección, o la fabricación aditiva de piezas y estructuras metálicas 3D. Capaces de recopilar el Smart data necesario para la toma de decisiones, ayudarán a las empresas a la optimización y digitalización de sus procesos.

CLAMIR es un sistema de control de proceso en línea y en tiempo real que mejora la calidad y asegura la fabricación repetitiva de las piezas fabricadas en procesos de LMD y Cladding. Mide y mantiene la geometría del melt-pool mediante control en lazo cerrado y en tiempo real de la potencia del láser y usando una cámara infrarroja MWIR (1-5um) de alta velocidad.” – Marta Bravo (Jefe de Producto Imagen Y Fotónica en Grupo Álava).

Como parte de su estrategia de desarrollo industrial y motivado por los grandes avances tecnológicos de los últimos tiempos, otra de las premisas de la industria es el desarrollo y la innovación o retrofitting. Así, este acuerdo también beneficia a las universidades y centros tecnológicos en sus proyectos de I+D destinados al desarrollo y mejora de los procesos productivos basados en tecnología láser, a la incorporación de nuevas tecnologías de procesado de materiales o a la mejora de las propiedades de materiales de interés industrial.Cristina González (Responsable de Negocio Imagen y Nanotecnología).

Además, existe la posibilidad de poder evolucionar a una industria 4.0, conectando estos sistemas a una plataforma IioT inteligente y multidisciplinar, basada en IA y capaz de integrar todos los datos en un mismo interfaz. Ayudará en gran medida en el control de la producción en tiempo real.

tecnología infrarroja para el control de calidad

¿HABLAMOS?

CAPTCHA image